Skip to content

Una nueva vida… ¿y ahora qué?

July 26, 2009

por Malena Gutiérrez

CBR002324

Empezar una nueva vida en otro país no es igual de fácil para todos, ajustar nuestra visión sobre esta experiencia puede hacerla que tome un nuevo sentido.

Con el tiempo he aprendido que el concepto de patria va más allá del nombre de un país. Que uno no ama un mapa, una bandera, una comida o una música típica. Uno lo que ama son las calles donde jugábamos de niños, el lugar donde crecimos, donde aprendimos a andar en bicicleta o a nadar. Lo que uno añora son los familiares que le son queridos, los amigos de la infancia y adolescencia que permanecen tatuados para la eternidad… Uno recuerda su vida de siempre, y ese recuerdo es la única patria que yo tengo y no se encuentra en ningún libro de geografía, sólo se lleva en el corazón.

Y digo bien… sólo con el tiempo, con la ayuda de la familia y de los nuevos amigos, y de uno que otro consejito que fui escuchando en el camino. Esto de llegar a Australia ha sido más fácil de lo que pensaba, pero estar aquí fue una decisión propia, pensada y repensada. ¿Y los demás?…  Esos que han llegado por cuestiones de trabajo, donde uno no decide, sólo asiente; donde la pareja y los hijos, si los hay, vienen porque “no les queda de otra”. Lo de ellos es otra historia.

Nada sustituirá al tesoro de tus recuerdos, conservalos, amalos y se feliz!!!!

El papel de estos “invitados involuntarios” es crucial para una buena adaptación de toda la familia. Las ideas y expectativas sobre el cambio, el país, la comida, la gente, el idioma, son temas que se deben revisar con cada miembro de la familia. Si es posible, hacer una lista de los miedos, las creencias y las fantasías, así como los deseos y motivaciones de cada uno. Esto ayudará a abrir el canal de comunicación entre todos, y a la vez a identificará si hay una persona más afectada que otra. Porque a veces podemos llevarnos grandes sorpresas. También será más fácil establecer cuáles son miedos reales, y cuáles son sólo producto de nuestra imaginación, y de esa forma poder desecharlos.

Perder “la zona de confort” puede ser igual de traumático que perder a una persona querida. Representa dejar atrás todo aquello conocido que nos hacía sentir bien, o que por lo menos, nos permitía movernos libremente y con seguridad. Así pues, es necesario vivir todas las etapas de un duelo, desde la negación, el enojo, los intentos de negociar, la depresión y finalmente sobreviene la aceptación. Es de suma importancia subrayar que los niños no están exentos de este proceso, lo viven de una manera muy similar a los adultos.

Otro factor que puede influir en la adaptación, es la sobrevaloración de las cosas “que allá se tenían”, viendo todo lo que se tiene ahora como peor, de mala calidad, de mal sabor, muy caro, poco original, etc. Para esto, basta con hacer una lista de todo lo que antes se tenía y de lo que ahora se tiene, sin esperar que unas cosas sustituyan a las otras, aceptando sus diferencias, y aprendiendo a valorar lo hermoso que nos brinda este país. Siempre es posible encontrar cosas que le dan a esta experiencia un nuevo sentido.

También es posible, y aconsejable, que las familias de los recién llegados busquen apoyo, ahorrándose un camino que ya ha sido andado por muchos, o incluso buscando ayuda de profesionales cuando se sospeche que algo no anda bien. Escuchar y acompañar en el proceso puede ser muy gratificante en ambos sentidos.

Se puede hacer de esta nueva situación la más hermosa o la más terrorífica de toda la vida. Todo depende de la cantidad de energía y entusiasmo que le inviertas. Todo nace a partir del enfoque que le demos a las cosas.

¡¡Tú eliges el color de tinta que le pones al papel!!!

Malena Gutierrez

Malena Gutierrez

Sobre la autora:
Malena Gutiérrez es Psicóloga Clínica mexicana con especialidad en pareja y sexualidad humana. Vive en Melbourne con su esposo y dos hijos y contribuye al programa de radio Entre Cuates y al boletín Juntos.

Pueden enviar sus preguntas al Diván de Malena escribiendo a juntos@mexvic.org.au

One Comment leave one →
  1. September 8, 2009 10:32 am

    Definitivamente una experiencia interesante, creo como mexicano, chicano adoptivo y viajero de varios an~os que dar el paso a hacerse cuidadano del mundo es abrirse a un mundo de posibilidades y abrir la puerta a valorar y analizar lo que uno normalmente da por hecho.

    De las cosas que he vivido en mi trayecto, creo que de lo mas importante es que los mexicanos no estamos solos en este barco, gente de muchos paises ha estado emigrando a tierras lejanas y llevando consigo sus culturas y contribuyendo a este gran “melting pot” que es la globalizacion. Y la otra cosa es que la educacion en Mexico y la actitud de lucha y de buscarle el modo a las cosas es algo muy bueno, pues nos abre puertas que a veces los nativos del pais en cuestion no intentan abrir en primera instancia.

    Sobre transculturacion y sentido de pertenencia, se ha escrito mucho, yo en particular por mi contacto con la comunidad chicana he podido palpar algunos de estos interesantes fenomenos. Creo que todo se vale, el caso es encontrar la propia voz. Y nada mejor que salir a ver como le hacen otros compadres en otras tierras. Me da gusto ver mas y mas mexicanos y latinos por estas latitudes y tengo gran curiosidad por ver como esto va construyendo otra identidad latina, con otras caracteristicas y componentes. Es otro mural, diferente, como Rivera vs Siqueiros, y nosotros lo estamos pintando, vamos a ver como nos queda.

    Saludos vatos locos y amigos,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: